octubre 2009

Monthly Archive

1-800-Seamos honestos

Publicado por en 19 Oct 2009 | Estiquetado como: Competitividad

Imaginemos que somos socios de una empresa y en dicha empresa hay gente dentro de la empresa que buscando el beneficio particular, le quita valor a la empresa robándole; inclusive puede ser que hasta se ponga de acuerdo con gente externa para aumentar lo que roben o brincar los candados establecidos.

A largo plazo ¿Qué pasará con dicha empresa? ¿Con su competividad?¿Con sus costos? ¿Con su capacidad de remunerar bien a sus empleados?¿A sus socios?¿A sus clientes?…

Esto mismo pasa con una ciudad, un estado, un país…

Nosotros como ciudadanos somos los accionistas de México, de nosotros y de los hijos de nuestros hijos son los activos de México (El petróleo, los minerales del subsuelo, los bosques, el agua, el aire limpio, el espectro de telecomunicaciones, el espacio aéreo, las lineas de conducción, las vías públicas,los puntos de venta, de producción,etc.)

Y está pasando el efecto de una empresa en la que nos roban nuestros activos, y como consecuencia debemos aportar más capital (vía impuestos, devaluaciones,etc.) y soportar malos servicios, falta de infraestructura,pérdida de competitividad, etc. Todo esto por el benefició particular de personas que traicionan a los socios, a los ciudadanos .

Sin embargo en la mayoría de los casos alguien se dá cuenta, alguien que no quiere rebanada de ese pastel, alguien con valores ,o alguien a quién no juntaron inclusive.

Para estos casos y algunos más,¿ Qué pasaría si hubiera una linea abierta que respetara la condición de anonimato, que fuera manejada exclusivamente con personas con valores y profunda voluntad de servir (en lugar de servirse) y que llegará la información a los niveles más altos ,los directivos y los socios ?

si se maneja adecuadamente, dejando a un lado los chismes, podría servir para establecer las lineas de investigación formal; en las denuncias que fueran soportados con pruebas,podría servir inclusive para acusar, congelar puestos,demandar, sorprender y hasta evitar dichos robos.

Pero en el último de los casos, funcionando el sistema de denuncias, inclusive ayudaría a que el que piensa hacer algo incorrecto lo pensara 2 veces sabiendo que el sistema existe y  funciona;también ayudaría a identificar procesos burocráticos que quitar o simplificar, que propician se busquen alternativas “no tan convenientes pero necesarias por el mal sistema que se tiene”

Este sistema de denuncias, podría ser una de las más valiosas  herramientas.

Ya se han hecho golpes importantes al narcotráfico gracias a las denuncias ciudadanas, es muy posible que podríamos dar  golpes importantes a los rateros de nuestro país con la misma herramienta, la denuncia anónima ciudadana; abramos los canales de comunicación, abramos el teléfono  1-800-seamos honestos.

Hagamos programas sobre valores, sobre con quién hay que tener nuestra lealtad.

Y empecemos por nosotros mismos, pues ¿Con quién tenemos nuestra lealtad? ¿Quién es el mayor ratero? ¿Cuál es nuestro activo más valioso?

¿Y si nuestra lealtad estuviera con nuestro Creador?¿Cómo actuaríamos?

¿Y si nuestro mayor activo fuera lo que verdaderamente somos, nuestra naturaleza divina?

¿Qué no sería el mayor ratero el que nos quiera alejar de lo que verdaderamente somos?¿ alejarnos de nuestra herencia? El ego posiblemente lo sea…

El ego trata de que creamos que somos materia finita, que solo tenemos esta vida, que lo que no percibimos con nuestros sentidos no existe ni tiene valor, que hagamos lo que egoístamente queramos con nuestro “libre albeldrío”, que ignoremos el espíritu, que ni siquiera podemos probar que existe, que vida solo hay una y es la de este cuerpo. Esto es tan absurdo como querer convencer a alguien que el traje es lo que vive y no la persona que lo anima.

El cuerpo físico realmente es más parecido a un traje que nos toco vestir en esta especial ocasión, sin embargo acabando la fiesta lo dejaremos colgado, y nuestro verdadero Ser posiblemente se ponga otro o conviva con su esencia en otros planos de existencia más elevados.

Conociendo nuestra verdadera naturaleza entonces podemos ser leales con nosotros mismos y con nuestro creador; en ese momento de consciencia las tentaciones terrenales dejan de ser tan atractivas, o al menos encontramos una fuerza mayor para dejarlas pasar.

Esto también es parte del vencimiento de si mismo, y los beneficios que traerá son benéficos para muchos, además de uno mismo.

Gracias por tu honestidad y tu lealtad

Los hijos de nuestros hijos se beneficiarán

Tú siendolo, te beneficiaras de una manera que trascenderá…

El mejor negocio es ser honesto y leal con uno mismo y con nuestro Creador.

Paga el ciento por uno en cosas que valen ( No en espejitos sin valor real)

El dominio de sí mismo, la solución raíz para la humanidad

Publicado por en 07 Oct 2009 | Estiquetado como: Filosofía

Es muy común considerar que nuestros problemas son ocasionados por otros; y mal gastamos nuestro ánimo en quejarnos de ellos pero, ¿Es esto solución?

¿Y si la verdadera guerra , la perfecta victoria es vencerse a sí mismo?(Tomás de Kempis lo escribió)

¿Cuánto cambiaría el mundo para bien si estuviera poblado de vencedores de sí mismos?

¿y un país?

¿Un gobierno?

¿Una ciudad?

¿Una empresa?

¿Uno mismo?

¿Cuanto cambiaría?

¿Cuantos momentos le dedicamos a esta, la más importante de nuestras batallas?

¿Que tan seguido estamos conscientes de su existencia?

Dice Tomas “De el amor desordenado que se tiene el hombre a sí mismo, depende casi todo lo que se ha de vencer radicalmente;vencido y señoreado este mal, luego hay gran paz y sosiego.”

¿Que no es en el fondo lo que buscamos paz?, ¿puede haber felicidad verdadera sin paz? podrá haber problemas, contratiempos pero si tenemos paz,¿que no es este el gran valuarte que permitiría pasar por ellos?

¿Dejaremos que el mundo vaya perdido,que nosotros vayamos perdidos o nos convertiremos en líderes verdaderos, verdaderos vencedores para hacer de este mundo , de cada país,de cada quien, una luz verdadera a cual seguir?

Por lo pronto me da gusto haber encontrado un libro enfocado a está lucha interior, que con gusto les comparto, “Imitación de Cristo” de Tomas de Kempis

pd. Sugiero se salten la introducción y vayan directamente a los escritos.